Descargas
Contacto

¿Podemos ayudarle?

Acepto las condiciones de la política de privacidad

EL ESCONDITE MÁGICOMON-30

Información técnica:

    Dimensiones

    178 x 200 x 154 cm.
  • Edad recomendada

    +9 meses
  • Altura de caída

    12,5 cm.
  • Superfície de seguridad

    21,50 m²

Materiales:

* Estructura: Acero inoxidable
* Paneles: HDPE (Polietileno de alta densidad) de 13 y 19 mm
* Plataforma y tejado: Contrachapado fenólico antideslizante 15 mm
* Ojos de buey: Policarbonato, resistente a rotura
* Espejo: Policarbonato, resistente a rotura

Certificación EN-1176

Descripción:

Casita de juego concebida para el JUEGO y la ESTIMULACIÓN TEMPRANA de niños pequeños, aproximadamente a partir de 9 meses hasta 4 años, con escenografía de monstruos simpáticos que estimulan la imaginación de los niños, mientras desarrollan el tacto, la vista, la orientación, la coordinación y la socialización con otros niños.

Estructura segura y muy resistente, formada por tubo cuadrado de 50x50mm de acero inoxidable, paneles de polietileno de alta densidad, tejado a dos aguas y plataforma de contrachapado fenólico antideslizante.

El tamaño de la casita es idóneo para la edad, es un sitio muy acogedor donde esconderse y lugar para muchas exploraciones y descubrimientos.
Tres accesos permiten que los niños puedan entrar y salir con fluidez. La entrada principal cuenta con una rampa de escasa inclinación, las dos entradas laterales con un escaloncito, para que los niños puedan repetir tantas veces como quieran el subir y bajar hasta lograr una completa confianza en sí mismos.
Además, la casita cuenta con una ventana grande, otra apertura visual más pequeña y dos mirillas con ojos de buey transparentes. En el interior del escondite se encuentra un banco y un espejo que da mucho juego y a su vez estimula el desarrollo de la percepción de sí mismos.
En los dos laterales, accesibles desde fuera y dentro, se encuentra un juego de laberinto en forma de grietas, donde los niños pueden mover piezas por un carril y así desarrollar la coordinación ojo-mano. Por fuera, la casa está decorada con un disco giratorio de espiral y discos de engranaje para experimentar causa-efecto.

Es escondite mágico está lleno de actividades lúdicas que estimulan los sentidos de los niños y fomentan su afán de explorar. La casita de juegos ofrece condiciones ideales para potenciar el aprendizaje de los niños, respetando su corta edad y en un entorno lúdico, divertido y seguro.